Deseo sexual vs energía sexual

Te has excitado y has sentido deseo sexual, lo doy como un hecho, me extrañaría que alguien dijera que no.

Piensa en alguna vez que hayas estado muy excitada(o) y trata de recordar en cómo se sentía tu cuerpo en ese momento, qué pensabas o en donde estaba enfocada tu atención.

¿Qué sensaciones te vinieron a la mente?

Tranquila(o), esto es solo para ti, no se lo tienes que contar a nadie.

El deseo sexual es una de las energías más fuertes que podemos llegar a sentir, puede nublar tu mente, hacer que nada más te importe y llevarte a estados mentales y físicos muy potentes. 

Así de fuerte es la energía sexual.

¿Te imaginas si eso tan intenso lo pudieras llevar a sanar una parte de tu cuerpo, materializar un sueño o tener más energía para tu día a día?

Es posible y el primer paso para entenderlo es separar el simple deseo sexual y darle profundidad a través del concepto de energía sexual.

El deseo sexual

Calentura, deseo, excitación, etc. 

Llámalo como quieras, pero eso es el deseo sexual entendido de una manera simple.

Es el impulso por querer tener interacción sexual con otra persona.

Tiene un gran componente biológico y muchas veces es incluso difícil de controlar

Entrar en detalles no creo que tenga sentido, ya que sé que lo has vivido en algún momento y sabes de qué estoy hablando.

La genitalización del deseo

Digamos que por lógica reproductiva y por lo que hemos aprendido de la sociedad, lo normal es que cuando sientes el impulso sexual llevas tu atención a los genitales.

Es la forma en la que instintivamente y/o socialmente hemos aprendido a canalizar esa energía, hay un impulso biológico ahí y además una recompensa muy grande a través del placer.

Tiene sentido, el cuerpo y la mente te quieren llevar al proceso reproductivo para que con la disculpa del orgasmo mantengas la especie viva a través de la reproducción.

Pero esto no quiere decir que siempre tenga que ser así, el deseo no es más que una expresión de la energía sexual.

¿Qué es la energía sexual?

Es la esencia de la vida misma, es lo que hace que lleguemos a este mundo y funcionemos dentro de él todos los días.

Ya sé, es rara la idea, puede que te preguntes que donde queda el sexo.

Pero te invito a que te salgas del concepto tradicional por un momento.

Y es que puedes incluso hacer todo un proceso de crecimiento espiritual desde la sexualidad.

Lo más seguro es que hayas llegado a este mundo a través de un orgasmo. Ya sé que tal vez no sea lo más divertido pensar en eso, pero es la realidad.

Es decir que de esa energía sexual canalizada en una relación sexual se produjo lo suficiente para traerte a la vida. Esto es una demostración sobre lo fuerte de este movimiento.

En sí misma no está hecha solo para eso, es energía de vida, la que hace que vivas y lo que mueve este mundo.

Piensa en cómo te sientes cuando estás excitada(o), lo más seguro es que tengas una sensación de que nada más importa, estás empoderada(o) y a nivel físico ni hablemos de todo lo que experimentas.

Y si esos efectos los pudiéramos llevar mucho más allá del acto sexual…

Cómo aprovechar la energía sexual para tu vida 

No te voy a dar acá un ejercicio paso a paso, para eso ya escribiré otro post más adelante, pero si quiero que te quedes con la idea de que puedes moverla por todo tu cuerpo más allá de tus genitales.

Hasta ahora lo normal es sentir eso y relacionarlo con algo sexual, lo que también implica que quieres llegar a un final o punto máximo que normalmente entendemos como un orgasmo.

Pero y si en vez de intentar finalizar, visualizaras como esa energía se mueve desde tu zona genital o donde sea que la sientas a otra parte de tu cuerpo y en lugar de tratar de sentir algo más simplemente dejas que se mueva.

Ese es el principio básico para luego poder aprovecharla y por ejemplo comenzar a tener más energía en tu día a día. 

Parece extraño, pero te puedo decir por experiencia propia que funciona muy bien.

Hasta acá el artículo de hoy, pero no me voy sin hacerte antes algunas preguntas:

¿Te atreverías a experimentar esta energía de otra manera? ¿Habías pensado que esa sensación se podía llevar más allá del sexo?

Te leo en los comentarios. 

Cuéntame también cualquier duda que tengas para resolverla en próximos artículos.

13 comentarios en “Deseo sexual vs energía sexual”

    • Hola Vicente, que bueno que te haya gustado. Para conocer de sexo tántrico lo ideal es aprender a través de un maestro o alguien que este muy reconocido en ese tema, normalmente es una instrucción que se suele dar de manera presencial, busca en tu ciudad referentes en el tema y mira si tienen cursos o talleres, si no hay nadie cerca puedes buscar libros de tantra y comenzar a leer, vas poniendo en práctica y mirando como lo sientes mientras encuentras a alguien que te instruya mejor.

      Cualquier duda me cuentas!

      Responder
  1. Hola, muy interesante, pero mi pregunta es, eso aplica justo para el momento en el que estas con alguien, o te refieres a canalizar esa energía si la el deseo ha llegado en un momento en el que la pareja está lejos

    Responder
    • Hola! En los dos momentos aplica, más que pensar en eso es aprender a reconocer esa energía y ser capaz de moverla, pero no necesitas estar con alguien para eso, de hecho, lo que comienza a pasar es que puedes reconocer esa energía en tú día a día y desde ahí utilizarla y potenciarla.

      Obvio cuando estas con tu pareja es un momento excelente para hacerlo, ya el impulso energético puede ser mucho más fuerte.

      Cualquier duda eme cuentas, un abrazo

      Responder
  2. Tal cual es la Concepción que tengo de “deseo sexual” (la energía de vida). En mi caso he experimentado el manejarla de cierta manera hacia otras partes de mi cuerpo, pero ahora que leo el articulo me parece de gran aporte y quisiera saber cómo lograrlo realmente.

    Responder
  3. Muchas gracias por compartir esta información. Mi pregunta es acerca de cómo lograr diferenciar los momentos de energía sexual y de los que se pueden tener «sexo» o hacer el amor. Esta bien solo ver ese acto solo con el fin de reproducción, aunque no se quiera tener hijos aún?

    Responder
    • Hola! Es que no son dos momentos diferentes, es decir, la energía es la misma, el punto es donde la enfocas. No es que este mal hacer el amor, lo puedes hacer cuando quieras y enfocar tu energía ahí, lo importante es que no se limite solo a esos momentos.

      Más adelante explicare un poco más sobre esto, pero en principio lo importante es observar y entender que es la misma energía, ya luego se puede avanzar más y entender como a través de la relación sexual se puede potenciar esa energía mucho más y no «perderla» como hace la mayoría de la gente. Es importante que el objetivo de la relación sexual vaya más allá de solo un acto reproductivo, pero también que vaya más allá de solo un acto placentero.

      Responder
  4. Me llama mucho la atención el artículo , entendería que se refiere a tener la misma sensación de estar «exitado» durante el día y usar esa energía para hacer las actividades diarías? Esa sensación debe nacer de alguna motivación sexual? Porque bueno exitarse sin un estimulo aún no lo comprendo. Me interesaría saber conocer más, en especial porque me conozco y sé que soy una persona que disfruta de la sexualidad y siento que cuando me conecto con esa parte en mi , también aflora mi parte creativa no solo en ese momento sino a nivel general. Entonces si me gustaría conocer como puedo potenciar esa energía que yo sé que la tengo.

    Responder
    • Hola Andy, que bueno que te llame la atención el tema, te respondo desde lo que he vivido.

      La sensación si es parecida a estar excitado, pero no es exactamente igual, diría que es más entender como llegas a estar excitado y utilizar esa energía, el problema es que lo normal es solo entender esa energía como excitación.

      No tiene que partir de una motivación sexual, cuando aprendes a reconocer esta energía la puedes mover y potenciar sin tener que hacer nada directamente sexual. Más adelante voy a compartir más artículos para ampliar este concepto un poco más y que se pueda entender mejor.

      Es normal que cuando conectes con la sexualidad también se despierte la creatividad, al final están muy relacionadas y es que, de hecho, al chakra sexual se le conoce también como el de la creatividad.

      Un abrazo,

      Responder
  5. Esteban, muchas gracias por este artículo, pues es un tema que me inquieta. En ese sentido he buscado la forma de canalizar esa energía y comprender que la puedo enfocar, pero a veces siento que me agoto en el intento. Te agradecería mucho que abordaras más este tema.

    Responder
    • Hola Isabel, me alegro mucho que te guste y que ya estés trabajando en manejar esa energía, es cierto que si esa como un esfuerzo puede cansar, pero busca más un fluir y soltar que hacer un esfuerzo, tal vez eso te puede ayudar a cambiar el enfoque, de todas formas me voy a anotar el tema para ampliarlo más, de hecho, el domingo sale un nuevo artículo donde explico un poco lo que necesitas. Un abrazo!

      Responder

Deja un comentario