Cómo canalizar la energía sexual

¿Te imaginas si lo que sientes cuando te excitas lo pudieras sentir también por todo tu cuerpo?

No solo es posible, sino que además lo puedes usar para muchas más cosas a parte del placer, pero de eso ya te hablé en otro artículo: El tantra como camino de vida, así que acá me voy a ocupar de cómo hacerlo.

Aclaro que esto es un proceso, no una técnica mágica, pero con lo que te voy a decir acá podrás iniciarte.

Antes de iniciar lo primero que tienes que hacer es eliminar la idea tradicional de la excitación genitalizada, eso es solo una forma de expresión de la energía sexual, pero no es el concepto en su totalidad.

Recuerda que energía y deseo sexual no son exactamente lo mismo, diferenciarlos es clave para poder moverla.

Tu mente mueve tu energía sexual

Hay un dicho taoísta que dice “La mente se mueve y el chi la sigue”.

Chi en el taoísmo es la misma energía sexual o de vida.

Lo que quieren decir con esto los antiguos maestros es que la energía se concentra o se desplaza a donde pongamos nuestra mente.

Es un concepto muy simple de entender, pero no tan sencillo de aplicar.

Mover la energía sexual es tan fácil como llevar tu atención a distintos puntos de tu cuerpo cuando estás excitada(o).

Para esto vas a necesitar estar muy presente, no dejarte llevar por la corriente en el momento cumbre y controlar tu mente.

Si te cuesta intenta con ejercicios de atención plena o meditación para ir entrenando (si quieres que te comparta algunos dejamelo saber en los comentarios).

¿A dónde llevar la atención durante la excitación?

Si pudiste llevar tu atención y mover esa sensación, entonces la pregunta siguiente es y que hago con ella.

Este es un tema profundo, pero te voy a mostrar un ejercicio básico del taoísmo que te puede ayudar a darle orden.

En la imagen que te dejo abajo ves una ruta para mover esa energía, es la órbita microcósmica, pero más que confundirte con términos extraños tómalo como un mapa por donde vas a enfocar tu mente.

Orbistas microcosmicas
Imagen tomada del libro «El hombre multiorgasmico» de Mantak Chia

La imagen es de un hombre, pero el camino es el mismo si eres mujer.

Quiero que pongas atención en los puntos que suben por la columna llegan hasta la cabeza y vuelven a bajar, es un camino circular por el que se busca que fluya la energía.

Ejercicio sencillo para mover la energía sexual

  1. Puedes sentarte o estar de pie, pero lo importante es que tengas la columna vertical, lo más recta posible.
  1. Te vas a excitar un poco…. o mucho, tú decides, el caso es que necesitas este empuje inicial. (El como hacerlo me imagino que no tengo que explicarlo)
  1. Cuando estés con la sensación de excitación vas a cerrar tus ojos, vas a levantar tu lengua para que toque el paladar y comenzaras a visualizar cómo esa energía se mueve de la siguiente forma:

Desde tu centro sexual pasando por tu perineo va a ir a la base de tu columna, sube hasta tu cabeza concentrándose en lo que sería el centro de tu cerebro, de ahí pasa a tu entrecejo y luego comienza a bajar pasando por tu paladar que a través de la lengua se conecta y sigue bajando por la parte frontal de tu cuerpo, pasa por el centro de tu pecho, sigue su camino hasta la parte baja de tu vientre a la altura del ombligo y ahí la almacenas, luego vuelves a comenzar desde el principio.

  1. Vas a repetir este proceso durante varios minutos, tantos como te sea posible o hasta que la sensación se pierda a nivel genital.

Eso es todo, por ahora, solo siente y repítelo tantas veces como te sea posible, recuerda que es un entrenamiento, luego habrá tiempo para profundizar más.

Hubo algo que no quise poner en este artículo y es como se siente esa energía por el cuerpo, no quiero sesgar el ejercicio, pero si les interesa lo puedo compartir en un próximo artículo.

Por ahora cuéntame si parece fácil de realizar el ejercicio o si te queda alguna duda. Te leo en los comentarios y los respondo todos.

Un abrazo,

2 comentarios en “Cómo canalizar la energía sexual”

Deja un comentario